Cosco Shipping Lines ha mejorado su flota de contenedores para carga refrigerada con los sistemas de nueva generación de Carrier Transicold para el control activo de la temperatura EverFresh. Esto permite el envío de productos perecederos a mayores distancias, manteniendo la calidad y condiciones del producto.

Dichas unidades mantienen una atmósfera controlada durante los trayectos, de modo que se pueda ampliar el ciclo de vida de una amplia cantidad de productos.

La tecnología utilizada contribuye a optimizar el balance entre oxígeno y dióxido de carbono en los contenedores refrigerados, ralentizando el proceso de maduración natural de la mercancía en el interior.

Asimismo, genera nitrógeno de una elevada pureza para reducir el oxígeno de manera más rápida, en lugar de depender únicamente del proceso de respiración del producto para la disminución gradual de los niveles.

Por otro lado, mantiene un adecuado nivel de presión del aire dentro del contenedor, que resulta menos sensible a las posibles pérdidas que otro tipo de sistemas.

Su tecnología de inyección activa permite que el contenedor sea cargado con CO2 al inicio de un viaje y se vaya agregando más durante el transcurso del mismo. De hecho, se trata del único sistema de refrigeración de contenedores disponible actualmente en el mercado con una opción integrada para añadir CO2 a demanda.