caprabo-zal-barcelona

Las instalaciones estarán plenamente operativas en 2020.

El inicio de los trabajos de movimientos de tierras esta misma semana ha dado el banderazo de salida a la construcción de la nueva plataforma para producto fresco de Caprabo en la ZAL de Barcelona.

Las instalaciones de frío ocuparán una superficie de 24.600 m² sobre una parcela de 31.000 m² y, con una inversión estimada de 20 millones de euros, estarán en pleno rendimiento en el año 2020, una vez se inicien los trabajos de construcción después de verano.

La nueva nave, cuya construcción se regirá bajo criterios de sostenibilidad que le permitan obtener la certificación LEED Gold, albergará la totalidad del producto fresco que distribuye todos los días la cadena a sus 320 supermercados y también se encargará de gestionar el canal on-line de Caprabo.

Las instalaciones contarán con un total de 3.400 m² destinados a oficinas y distribuidos en dos plantas, así como con 43 muelles de carga. La zona de frío positivo suma una superficie de más de 13.600 m² y habrá cámaras de frío negativo de 245 m² de superficie. De igual modo, otros 4.000 m² se destinarán al espacio para la operativa de e-commerce.

La altura libre bajo de las instalaciones alcanza los once metros libres en la zona de almacenaje, mientras que la parcela dispone de 130 plazas de aparcamiento y una zona específica de lavado de camiones.

Con este proyecto, Caprabo avanza en su plan de reorganización logística, lo que supone optimizar las operaciones, mejorar la eficiencia en los costes y dar mejor servicio a las tiendas, con especial atención en el tratamiento del producto fresco y en la sostenibilidad medioambiental.