En línea con su ambición de contar gradualmente con una flota de vehículos eléctricos de pila de combustible, DB Schenker recibirá a finales de 2022 su primer camión de pila de combustible, que ha sido encargado a la empresa de alquiler Hylane y será fabricado por Hyzon.

Los camiones de pila de combustible ofrecen varias ventajas en el transporte de larga distancia en comparación con los vehículos de batería eléctrica: la carga útil máxima es mayor, la autonomía es superior y el proceso de repostaje es comparable al del diésel.

El operador comenzará a probarlos en vías muy concretas y con clientes seleccionados a principios de 2023. Precisamente, a partir del tercer trimestre de dicho año, se ampliarán las operaciones con este tipo de transporte, aunque el avance dependerá de la infraestructura de hidrógeno disponible y la aceptación del mercado.

La empresa y los transportistas con los que trabaja aspiran a ser neutros en carbono de cara a 2040, y para ello será fundamental el uso de hidrógeno verde, producido a partir de fuentes de energía renovables.

De momento, ya ha podido visitar en Groningen, en los Países Bajos, el que será su primer camión de pila de combustible, lo que supondrá un importante hito en su camino hacia un servicio por carretera neutro en carbono.

DB Schenker inició su colaboración con hylane hace casi dos años. Ambos comprenden la importancia del hidrógeno para la transformación del sector del transporte y, por este motivo, trabajan conjuntamente para avanzar en este campo.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110