Tras cerrar la compra de su primer activo en España, situado en la localidad madrileña de Alcalá de Henares, Delin Property ha puesto el foco en Illescas, Toledo. Allí, ha adquirido un suelo de unos 110.000 m², donde pretende construir un centro logístico con una superficie de 61.249 m².

Con acceso directo a la A-42 y situado a 36 kilómetros del centro de Madrid, el proyecto ofrece excelentes conexiones por carretera, pero también con el aeropuerto, que se encuentra a una distancia de 49 kilómetros.

Estará dividido en cinco módulos, de entre 10.000 y 22.000 m², con una altura libre de 12,2 metros. Además, contará con muelles de carga equipados con puertas controladas por sistemas electrónicos y un suelo capaz de soportar hasta 5.000 kg/m², frente a los 500 kg/m² del entresuelo.

También dispondrá de un sistema de iluminación LED inteligente y los últimos avances en términos de seguridad. Asimismo, se habilitará una amplia playa de maniobras para los camiones y se instalará una estación de recarga para las carretillas por cada 1.000 m² de almacén.