Tal y como ya había anunciado, Deliveroo abandona el mercado español el próximo 29 de noviembre, ante la imposibilidad de cumplir con la laboralización de sus repartidores, en el cumplimiento de la ‘Ley Rider’.

Con esta medida, la plataforma de reparto concentrará inversiones y medios en otros mercados, mientras que, tal y como anunció este verano, desplegará un paquete de compensación que cumpla con todas las normativas y la legislación española.

La aprobación de la ‘Ley Rider’, que presume la existencia de una relación labora entre los repartidores y las plataformas, ha supuesto una sacudida para el segmento del reparto urbano y ha hecho temblar a las empresas del sector, en las que hasta hace bien poco primaba el uso de autónomos, circunstancia que les ha permitido ganar competitividad y crece con fuerza en los últimos años.

En paralelo, las quejas de los ‘riders’ con respecto a las coberturas sociales en su actividad y los bajos salarios también han sido objeto de críticas, a las que se han sumado las de otras empresas con modelos laborales tradicionales que han acusado a las plataformas de delivery de aprovechar un modelo que a ellas les ha estado vedado.

Deliveroo llevaba operando en el país desde 2015. Así mismo, la plataforma tiene actividad en doce países diferentes.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px