La operación anticorrupción, bajo la dirección de la fiscal Laura Pellón, que ha supuesto la detención y puesta a disposición judicial del presidente de la Autoridad Portuaria de Baleares, Joan Gual de Torrella junto a cinco directivos, se inició en la noche del pasado jueves. Están acusados de un presunto amaño en la adjudicación de la gestión de unos amarres en el puerto de Mahón y de otras irregularidades.

Además del presidente de la entidad portuaria, los otros detenidos han sido el vicepresidente, Miguel Puigserver Lloberas; el director de la AP Juan Carlos Plaza, el jefe de la división de proyectos y obras, Armando Parada González, y José Fernando Berenguer Reula, que ocupa el cargo de responsable del área de explotación y servicios del ente público.

Este caso está relacionado con la adjudicación de los amarres del puerto de Mahón, que se realizó mediante concurso público, del que resultó adjudicataria en mayo de 2018 la empresa Marina Asment, y que supuso además de la adjudicación del taller, la explotación de 154 amarres.

La denuncia presentada ante la fiscalía Anticorrupción por otra empresa náutica, argumentaba que se había tratado de un concurso a medida, para adjudicar dicha explotación pública a personas del entorno de la cúpula de la Autoridad Portuaria.

Las investigaciones de Anticorrupción se extienden también a otras adjudicaciones en el puerto de Ibiza, en cuyas dependencias, así como en las del puerto de Mahón y de la Autoridad Portuaria, se han efectuado registros en busca de documentación durante el viernes y sábado pasados.

La investigación sobre este caso, sobre el que se ha decretado secreto de sumario, la encabeza la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, la jueza Martina Mora. Como consecuencia de las investigaciones, ha resultado imputada también la jefa de la Abogacía del Estado en Baleares, Dolores Ripoll, que ejercía como asesora jurídica de la Autoridad Portuaria de Balears.

Los cinco detenidos están acusados inicialmente, de malversación, prevaricación y fraude a la administración y han sido puestos en libertad con cargos.