La Distribuidora Farmacéutica de Guipúzcoa, DFG, ha celebrado el acto de colocación de la primera piedra de su nuevo centro logístico, que se ubicará sobre una parcela de 16.900 m² en el polígono Eskuzaitzeta en las inmediaciones de San Sebastián que cuenta con una edificabilidad de 13.000 m².

La inversión total prevista en estas obras, que se desarrollarán a lo largo de 2021, asciende a 20 millones de euros, estando previsto el traslado al nuevo almacén ya en 2022.

El proyecto contempla una nave de 10.200 m² y 12 metros de altura libre interior, con planta sótano, planta baja y planta primera. De ellos, 5.300 m² se utilizarán para entradas, almacén, expediciones, y otros 3.100 m² para la zona administrativa, a lo que se añadirá un parking en el sótano.

Este permitirá incrementar en hasta un 40% la producción actual de las instalaciones de Igara y Lanbarren, para prestar un mejor servicio a las 286 farmacias de Guipúzcoa a las que da servicio DFG.

El nuevo almacén, puntero a nivel europeo, incorporará un clasificador automático y su robotización permitirá la automatización del 82% de las líneas y la mejora del trabajo del personal y del control de lotes y caducidades.