Ante la prolongación del impacto de la crisis sanitaria en el comercio internacional, DSV sigue impulsando sus servicios de carga aérea internacional, con la finalidad de atender a la falta de capacidad existente.

Así pues, el operadro ha incoporado tres nuevas rutas chárter aéreas intercontinentales que cubren los cinco continentes, lo que supone un aumento significativo de su capacidad de carga aérea, al tiempo que propone soluciones alternativas para la congestión de carga existente tanto en puertos como en aeropuertos de todo el mundo.

En concreto, la compañía tiene en servicio una nueva ruta directa entre Luxemburgo y Sao Paulo desde el pasado 21 de febrero con 100 toneladas de capacidad.

Así mismo, el enlace entre Luxemburgo y Johannesburgo empezará a funcionar el 1 de abril con cuatro rotaciones directas semanales y una capacidad combinada de 150 toneladas.

Finalmente, la ruta entre Chicago y Shanghai arranca el 1 de marzo como conexión semanal con una capacidad es de 100 toneladas en cada dirección.

DSV gestiona su red charter como un servicio totalmente interno e incluye transporte de mercancías por carretera desde y hacia el aeropuerto, gestión de documentos, gestión de mercancías y planificación para la carga de unidades de transporte aéreo.