Los signos del cambio climático y los daños al medio ambiente son cada vez más visibles en el ecosistema, amenazado por la creciente cantidad de residuos. Las sociedades y las empresas están llamadas a contribuir a un futuro más sostenible, garantizando unos comportamientos globales de producción y consumo compatibles con los objetivos medioambientales.

En este contexto, DHL ha publicado el nuevo libro blanco ‘Delivering on Circularity‘, que analiza cómo pueden ayudar a avanzar en este ámbito las economías circulares, centradas en las 5R: reducir, reparar, revender, reacondicionar y reciclar.

La circularidad podría tener un fuerte impacto en industrias como la moda o la electrónica, pues alrededor del 20% de las prendas producidas no se utilizan nunca, y los ‘smartphones‘ suelen cambiarse en el transcurso de dos o tres años.

Ambos sectores combinados contribuyen a más del 6% de las emisiones mundiales de Gases de Efecto Invernadero, y dado que el 80% de las emisiones de un artículo promedio se generan durante la producción, es necesario prolongar su vida útil todo lo que sea posible.

La economía circular pretende reimaginar la forma en que los bienes producidos, vendidos y utilizados hoy se reciclan para convertirlos en las materias primas del mañana, pero para aprovechar su potencial es necesario apostar por la tecnología.

Facilitadores de los nuevos flujos

En este sentido, desde el operador pretenden asociarse con las partes interesadas en la circularidad sirviendo de facilitadores de los nuevos flujos físicos y de datos dentro del circuito de suministro. Asimismo, han identificado tres habilitadores básicos y diez pilares que permiten una transición exitosa de las cadenas de suministro a los bucles de suministro.

Estos van desde los materiales y el diseño innovadores hasta la producción bajo demanda, las devoluciones inteligentes de productos, los embalajes reutilizables, los nuevos conceptos de uso y la recogida y el reciclaje de activos.

Uno de las claves, explican, es incentivar el comportamiento circular del consumidor, además de rediseñar las cadenas de suministro apostando por la visibilidad. Este tipo de acciones encierran un inmenso potencial para la red cero emisiones y el medio ambiente.

No obstante, desde el operador recuerdan que aunque el éxito de la transición hacia la circularidad es una responsabilidad compartida, siendo fundamental el cambio en los comportamientos de los consumidores, los actores de la logística son la columna vertebral natural.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px