El puerto de Vigo participa en un proyecto para la reducción de emisiones de los buques atracados en puerto

La industria de la transformación viguesa necesita un canal ágil para hacer llegar las materias primas a su cadena de producción.

El puerto luso de Leixoes ha canalizado al menos 150.000 toneladas de pesca congelada con destino Vigo desde septiembre de 2016, debido a los problemas que se están dando en el Puesto de Inspección Fronteriza, PIF, de la instalación gallega, tal y como señala El Faro de Vigo.

Esto cuadruplica las estimaciones de la Autoridad Portuaria, que cifraba en 40.000 toneladas las pérdidas sufridas por las trabas administrativas, que han sido denunciadas por la organización empresarial Conxemar. De hecho, el 75% de las empresas viguesas admite que importa regularmente a través de Portugal.

A partir del verano de 2016, la industria de transformación viguesa, que necesita un canal ágil para hacer llegar las materias primas a su cadena de producción, comenzó a mostrar su disconformidad por los inconvenientes que se plantean en el PIF de Vigo a las mercancías perecederas.

En total, el sector ha recibido desde esta fecha 7.500 contenedores a través del puerto de Leixoes, con un peso medio de 20 toneladas, que han sido desviados de Vigo. De hecho, del medio centenar de empresas que engloba el sector del congelado vigués, sólo un 15% importa por Guixar.

Importar por Portugal resulta más caro

No obstante, importar por Portugal resulta más caro, y no solamente por el sobrecoste que supone el transporte por carretera hasta la ciudad, sino también por las tasas más elevadas, aunque los empresarios prefieren esta opción para asegurar que su carga llegará al destino previsto y si existe algún problema, podrá resolverse en unas horas.

En este sentido, entre sus reclamaciones al PIF gallego, apuntan que sería necesario un mecanismo de recurso rápido para que los afectados por la retención de mercancía no tengan que esperar varios días a que se resuelva la situación, con las consecuencias que supone para la carga perecedera.