madrid-central

La logística y el transporte pide seguridad jurírica en las medidas de movilidad que se adopten en Madrid.

UNO ha trasladado al nuevo delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante, la visión del sector logístico en relación con la movilidad en la ciudad de Madrid y ha obtenido el compromiso de que la modificación de la Ordenanza de Movilidad será consensuada de manera previa a su aprobación, para que así su tramitación sea más ágil.

UNO agradece que el nuevo equipo municipal de la capital se centre en consensuar las medidas con los afectados antes de ponerlas en marcha, ya que, como indica su presidente, Francisco Aranda, “de esta forma conseguiremos mejorar el medioambiente, sin afectar a la sostenibilidad de nuestra actividad empresarial, que es básica para la vida de la ciudad”.

En este sentido, la organización empresarial considera que las nuevas medidas municipales deben aportar seguridad jurídica, así como establecer períodos más flexibles de transición a vehículos de energías renovables y acordes a la oferta real de vehículos de este tipo para el reparto.

Se trata en definitiva de dar más margen de tiempo para poder renovar las flotas de vehículos y para que se pongan en el mercado soluciones tecnológicas, que actualmente no existen, que den respuesta a todas las necesidades logísticas.

De igual modo, la patronal pide que se amplíen las ventanas horarias de reparto existente en el centro de la ciudad, así como fomentar la actividad nocturna, ampliar y optimizar los espacios para efectuar la carga y descarga de mercancías a través de herramientas tecnológicas y desarrollar de soluciones basadas en nuevas tecnologías que faciliten el registro y el acceso automático de los vehículos autorizados a las áreas de acceso restringido.