granvia-madrid1

La Gran Vía soporta una intensidad media de 50.000 vehículos al día.

El Ayuntamiento de Madrid ha confirmado finalmente que el cierre de la Gran Vía al tráfico rodado se producirá en junio de 2018, cuando entre en vigor la nueva gran área de prioridad residencial de todo el centro de la ciudad.

Tras la junta de gobierno del consistorio de la semana pasada se informó que tras las Navidades se producirán cortes parciales para acometer las obras de reforma previstas en una de las más importantes calles comerciales de la capital.

Este retraso supone una rectificación del anuncio anterior de cierre de la Gran Vía justo antes del período navideño y evidencia las dificultades que está teniendo el Ayuntamiento de Madrid para conjuntar todos los intereses en juego en un proyecto de este calado.

Las principales asociaciones de empresas de transporte y logística de la Comunidad de Madrid han abogado por alcanzar un consenso que les permita seguir dando servicio a los casi 8.000 comercios que abren sus puertas día tras día en el distrito Centro de Madrid.

La Gran Vía madrileña soporta una intensidad media diaria de 50.000 vehículos, que el Ayuntamiento quiere reducir, tras las obras, a10.000 vehículos diarios.

Así mismo, esta calle sirve de acceso a las calles más estrechas del distrito Centro, donde, según los propios datos del Ayuntamiento del pasado mes de agosto, desarrollan su actividad 3.080 establecimientos de hostelería y 4.888 comercios.