El Congreso de los Diputados ha exigido al Gobierno un mayor control sobre la fiscalidad de las grandes multinacionales de comercio electrónico para proteger los intereses del comercio minorista.

En concreto, la proposición no de ley aprobada, que ha sido presentada por el Partido Popular, plantea medidas contra la elusión fiscal para acabar con la competencia desleal que sufren los comercios minoristas.

Esto beneficiaría también a competidores más directos por su tamaño, como El Corte Inglés, desde el que se ha exigido en diversas ocasiones un marco normativo homogéneo para que todos los actores del mercado compitan en igualdad de condiciones.

En el texto, se menciona en concreto a Amazon y Alibaba, de las que se cita su «reducida creación de empleo» y su «limitada» contribución a las arcas públicas, dado que tienen sus domicilios fiscales en países donde pagan menos impuestos. Esto les permite trasladar de forma artificial sus beneficios a otros territorios.

Además, la proposición contempla impulsar mecanismos de colaboración público-privada para apoyar el desarrollo del pequeño comercio y fomentar su transformación digital. Por otro lado, incluye propuestas sobre la mejora de infraestructuras, el uso de las redes avanzadas de comunicación o el impulso del comercio electrónico en las pymes.

En definitiva, se persigue avanzar en una agenda industrial enfocada en los cambios tecnológicos y poner en marcha un programa para la Industria Conectada 4.0. La iniciativa incluye también una enmienda para la continuidad del Plan Integral de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista de España, que busca profundizar en sus aspectos formativos.