En abril de 2021, el consumo de carburantes de automoción en España se ha incrementado en un 110,6%, llegando a las 2.074.000 toneladas, según el último informe de Cores, pues en el mismo mes de 2020 se registró el mínimo anual. En el acumulado, el aumento ha sido del 8,9%, con 7.906.000 toneladas.

No obstante, si se compara con el mismo mes de año 2019, para no tener en cuenta el efecto de la crisis sanitaria, el consumo de los combustibles de automoción habría descendido un 13,9% a nivel mensual.

El consumo del gasóleo A ha repuntado un 91,2% en el cuarto mes del año, con un total de 1.697.000 toneladas, y desde enero se ha incrementado en un 7,8%, hasta las 6.530.000 toneladas.

Mientras, el consumo de gasolinas ha aumentado un 281,1% en abril hasta las 377.000 toneladas, y un 14,3% desde que empezó 2021, con 1.376.000 toneladas.

El consumo de fuelóleos ha anotado un alza del 1,6% a nivel mensual hasta las 496.000 toneladas, mientras que en el acumulado el ascenso se limita al 1%, con 1.947.000 toneladas.

Por su parte, el de querosenos se ha incrementado en un 255,3% hasta las 140.000 toneladas, que contrasta con la disminución en el primer cuatrimestre del año del 60,9%, con 495.000.

Respecto al consumo de Gas Licuado de Petróleo, GLP, ha descendido un 22,4% en el cuarto mes, con 123.000 toneladas, si bien desde enero el retroceso ha sido del 21,2%, llegando a las 688.000 toneladas.

En cuanto al dato del gas natural, ha aumentado un 28,6% a nivel mensual, para alcanzar un total de 30.274 GWh, y un 3,4% en el acumulado, con 128.724 GWh. En su caso, el consumo directo de GNL ha aumentado un 22,1% para colocarse en un volumen total de 1.033 GWh, llegando el incremento al 8,8% en los cuatro primeros meses, hasta las 4.305 GWh.