La facturación del comercio electrónico en España ha aumentado un 26,9% en el cuarto trimestre de 2018, llegando a alcanzar los 10.820 millones de euros, según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Esto eleva a casi 40.000 millones el dato anual, un 29% más que en el ejercicio de 2017.

Entre octubre y diciembre se han registrado más de 205 millones de transacciones, lo que supone un ascenso del 33,2%, siendo el transporte terrestre de viajeros el que acumula el mayor número de compraventas, con un 7,6% del total.

Las webs de comercio electrónico en España han obtenido el 49,2% de los ingresos, mientras que el 50,7% restante corresponde a compras con origen en España realizadas en webs del exterior. Además, conviene señalar que el 95,3% de las compras desde España hacia el exterior se dirigen a la Unión Europea.

Las ramas de actividad con mayor volumen de negocio en este sentido son el transporte aéreo y la moda. De este modo, la diferencia entre lo que se compra desde el extranjero a sitios webs españoles y lo que se compra desde el país en el extranjero, arroja un déficit de 3.726 millones de euros.

Por número de transacciones, el 41,1% de las compras se registran en webs españolas y el 59% en páginas del extranjero. El volumen de negocio de las transacciones con origen en España y dirigidas hacia el exterior ha sido de 5.491 millones de euros, un 29,3% más.

Las ventas desde webs españolas han llegado a los 1.765 millones de euros, lo que representa un incremento del 50,3%, mientras que los ingresos por compras hechas en España a webs españolas han aumentado un 14,8% hasta los 3.564 millones de euros. Por su parte, el 70% de las compras desde el exterior proviene de la Unión Europea y están principalmente relacionadas con el sector turístico.