La omnicanalidad tiene una vertiene operacional que implica nuevos giros en la integración de servicios que traspasan la separación de canales.

En este contexto de experiencias de fusión, Veepee ha puesto en marcha un nuevo modelo de negocio que aprovecha las tiendas físicas como hubs logísticos para cubrir sus necesidades en el contexto actual.

La compañía contempla el nuevo servicio como una solución omnicanal de liquidación de existencias que acelera la rotación de stock, reduce la necesidad de logística inversa, genera ventas complementarias al exponer el inventario a una audiencia diferente y optimiza el flujo de caja.

Así pues, la novedad de la oferta reside en el origen del suministro que, en lugar de ser únicamente stock de almacén puede proceder de tiendas minoristas, lo que permite dar circularidad a los productos durante la temporada ya que no hace falta esperar a después de rebajas y la gestión en almacén.

Como consecuencia, Veepee estima que así las marcas pueden empezar el proceso de venta en el mismo momento que aplican descuentos en tienda física y obtener un reembolso antes de si esperasen al fin de ciclo de producto para ponerlo en venta en outlets, con lo que se reduce la venta final de producto entre seis y doce meses.

El nuevo servicio ha funcionado hasta el momento en Francia con campañas de moda, lencería, calzado, deporte, decoración y joyería. Ahora, España se convierte en el primer país fuera del mercado francés donde Veepee lo implementa.

Las dos primeras ventas con la funcionadad se han realizado entre marzo y abril con dos marcas de moda españolas. La primera operación implicó a trece tiendas físicas que pusieron a su disposición los stocks necesarios y se vendieron más de 12.000 productos. La segunda venta se coordinó con 40 tiendas y dos almacenes de la marca y se vendieron 14.000 productos.