La Autoridad del Canal de Suez ha anunciado que el portacontenedores ‘Ever Given’ ha sido puesto a flote con éxito, como resultado de una serie de maniobras de empuje y remolque que llevaron a enderezar la dirección del buque en un 80%, con la popa a 102 metros de la orilla del canal, aprovechando la marea alta.

En consecuencia, las últimas informaciones parecen indicar que la embarcación ha empezado a navegar trabajosamente de camino hacia el Gran Lago Salado, tras ser colocado en el centro de la vía, con la intención, como han anunciado los responsables de la vía oceánica, de que la navegación se reanude inmediatamente después de que se restablezca por completo la dirección del barco.

La actividad ha sido febril en las instalaciones de la vía que une el Mar Rojo con el Mediterráneo para lograr restablecer uno de los pasos estratégicos para el comercio mundial y que amenazaba con agravar la crisis económica que está generando la pandemia en todo el planeta.

Se espera que en las próximas horas empiece el tránsito, de tal manera que ahora el atasco que se ha vivido en ambas bocas de la vía se trasladará a algunos de los principales puertos del planeta, que comenzarán a recibir de golpe buques que tenían previsto acoger en jornadas sucesivas.