Llegar y besar el santo. Algo así es lo que ha sucedido con el flamante Ford F-MAX, una tractora que marca el debut de la marca norteamericana en el segmento de las tractoras industriales y que justo con su lanzamiento en la feria IAA de Hannover se ha hecho con el International Truck of the Year 2019.

La cabina del nuevo Ford F-MAX cuenta con 2,5 metros de anchura, piso plano y una altura interior de 2160 mm. Su interior ha sido equipado con múltiples compartimentos de almacenaje, así como con un puesto de conducción que coloca al alcance de la mano cada uno de los instrumentos de a bordo.

La tractora del fabricante estadounidense, que se fabrica en Turquía, cuenta con un motor Ecotorq Euro6 de 12,7 litrosque ofrece un par de 2.500 Nm, y una caja automática ZF de 12 velocidades. Según los datos del fabricante, las mejoras aerodinámicas introducidas en el modelo, junto con otros aspectos técnicos, consiguen una reducción en el consumo de carburante de un 6%.

De igual modo, la bajada en un 7% de los costes de mantenimiento y la ampliación de los períodos entre revisiones convierten al coste total de propiedad de estas unidades en una de sus principales ventajas.

Otro de los elementos diferenciadores del nuevo Ford F-MAX es su alto nivel de conectividad, que incluye sistemas de diagnosis remota, adaptación del modo de conducción al tipo de vía y sistemas multimedia y de acceso a los datos de la unidad a distancia, entre otras funcionalidades.

De igual modo, la marca también ha desarrollado un prototipo de tractora autónoma eléctrica con la denominación de F-Vision centrada en atender las necesidades de los conductores y garantizar la seguridad de la carga.