Dos Órdenes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ya en vigor, y hasta nuevo aviso, limitan el transporte de pasajeros en las conexiones aéreas y marítimas desde la península a los archipiélagos balear y canario.

Estas medidas, solicitadas por los respectivos Gobiernos autonómicos, se aplican también a las conexiones interinsulares en ambos territorios.

Así pues, desde la medianoche del miércoles al jueves, se prohíbe la realización de cualquier tipo de vuelo comercial o privado, desde cualquier aeropuerto situado en el territorio nacional y los aeropuertos de Baleares y Canarias.

En el caso concreto de Canarias, se han mantenido algunas conexiones aéreas desde los aeropuertos de Madrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla, así como diversos vuelos interinsulares, al objeto de permitir la movilidad obligada de pasajeros por algunas de las actividades autorizadas durante el estado de alarma, además del transporte de carga aérea.

En el ámbito marítimo, también desde las cero horas del 19 de marzo, queda prohibido en los puertos de Palma, Alcudia, Mahón, Ciudadela e Ibiza, además de en los puertos canarios el desembarco de pasajeros de los buques de pasaje de transbordo rodado y buques de pasaje, que presten servicio de línea regular.

Quedan fuera de esta limitación los conductores de las cabezas tractoras que acompañan a la carga rodada, cuyos tráficos se mantienen con la finalidad de garantizar el abastecimiento de mercancías para la población de ambos archipiélagos.