La Generalitat Valenciana está trabajando «intensamente» junto a los agentes empresariales, sociales y políticos implicados para situar el desarrollo del Corredor Mediterráneo en la agenda de prioridades del Gobierno central.

Así lo ha explicado la consejera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio de la Comunidad Valenciana, María José Salvador, en un encuentro donde ha reiterado al Gobierno central la necesidad de finalizar las obras del Corredor Mediterráneo.

Entre estas estarían las obras de implantación del ancho estándar que permitan el transporte de mercancías entre Murcia, la Comunidad Valenciana y Cataluña con la frontera francesa, y el comienzo de los trabajos en los tramos al sur de Murcia, así como en el diseño inicial del corredor.

En este sentido, ha solicitado a Fomento que se pongan en servicio los tramos Murcia-Alicante y La Encina-Valencia, ejecutar el túnel pasante de Valencia y activar el tramo Valencia-Castellón con cuatro vías. 

Finalmente, Salvador ha reclamado el inicio de las obras entre Castellón y Tarragona, y la conexión con la alta velocidad y ancho estándar hacia Barcelona, que «debería haber sido la primera obra en ejecutarse, de acuerdo con el compromiso del ministerio en 2012«.

Mejorar las conexiones con los puertos

En cuanto a la solicitud de más recursos presupuestarios para la mejora de las comunicaciones ferroviarias portuarias, el consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña, Josep Rull, sostiene que es necesaria una «verdadera estrategia de transporte, logística y digitalización» en el Corredor Mediterráneo que permita promover la economía de los territorios por los que pasará la infraestructura.

Asimismo, ha recordado que el coordinador del Corredor Mediterráneo ha de escuchar a las empresas que esperan su llegada para estudiar las posibilidades de mercado.