Grupo Correos CTA La Negrilla

El grupo Correos ha reducido su gasto energético en 2013 un total de 7.649.778 kWh, un 4,8% menos respecto a 2012, que se traduce en un ahorro económico de un millón de euros y equivale a dejar de emitir más de 1.500 toneladas de CO2 aproximadamente.

En este sentido, en los últimos años Correos viene desarrollando una estrategia medioambiental basada en identificar, evaluar y gestionar el impacto de su actividad en el entorno para minimizarlo. A estas líneas de actuación responde el ‘Plan de eficiencia energética’. 

Una de las principales medidas dentro de esta iniciativa es el ‘Plan 100’, que lleva a cabo un seguimiento de más de 200 edificios, cuyo consumo representa algo más del 60% del gasto energético total. Las tres áreas prioritarias de actuación son la reducción del consumo energético, el uso eficiente de los recursos materiales y la reducción de la generación de residuos.

Ligado al plan, se ha desarrollado un programa basado en acciones de información y sensibilización medioambiental dirigido a los empleados que incluye el ‘Premio al Compromiso Ambiental’, que anualmente galardona a los tres edificios que más han contribuido a la reducción del consumo enérgico mediante la implantación de mejores prácticas medioambientales por parte de sus trabajadores. Estas buenas prácticas se difunden con posterioridad a través de los canales de comunicación interna para compartirlas con toda la organización y fomentar su adopción en otros centros.

Otras medidas

Por otra parte, la creación de una base de datos de consumos energéticos que monitorizan el consumo de electricidad y gas natural de todos los inmuebles de Correos, que vienen a ser 3.300 aproximadamente, y de los 11.000 vehículos propios, permite la obtención de indicadores de consumo energético que se aplican en el programa interno de mejora de la calidad denominado ‘Liga de la Excelencia’ y sirven para adecuar las potencias de los distintos edificios.

La Certificación del Sistema de Gestión Medioambiental conforme a la ISO 14001 aplicada en 34 centros de trabajo de Correos o la ‘Línea Verde’ de embalajes y sobres para compensar las emisiones de CO2 son otras acciones por las que apuesta la empresa postal.

La ‘Línea Verde’ se basa en destinar una parte de los beneficios generados por la venta de cada embalaje ecológico 100% reciclable, dos céntimos de euro por unidad, que se pueden adquirir en cualquiera de las casi 2.400 oficinas postales, para fomentar la reforestación de zonas degradadas por incendios forestales.

Gracias a esta iniciativa, Correos ya ha repoblado 216 Ha y plantado 60.500 árboles y, además, fue reconocida en 2013 como la Mejor Práctica en RSC en los “World Mail Awards”.

Con estas medidas, que no han supuesto un coste adicional para la empresa postal, entre 2009 y 2012 el grupo Correos ha logrado una reducción del consumo eléctrico del 13,4% y del consumo de gas natural del 5,4%, lo que equivale a un ahorro aproximado de cuatro millones de euros en el mismo periodo.

También se ahorra en Chronoexprés

El programa de ahorro y eficiencia energética en Chronoexprés, la filial de paquetería y mensajería urgente del Grupo Correos, ha permitido volver a reducir, por quinto año, su consumo de electricidad en 2013, al dejar de consumir 402.021 KWh. Este ahorro es el equivalente a la emisión a la atmósfera de 100 toneladas de CO2, que supone la contaminación que emite un vehículo que da 20 veces la vuelta a la tierra.

El ‘Manual de Buenas Prácticas Ambientales‘, con recomendaciones sencillas como iluminar sólo las áreas que se estén utilizando, apagar las luces cuando son innecesarias, o regular la climatización, ha contribuido la concienciación de los trabajadores y su compromiso diario por el cambio climático.