Menos de un año después de la compra de Triuva y Rockspring, el Grupo Patrizia está a punto de completar su integración. Desde ahora, todas las unidades operarán bajo su marca y los nombres de las filiales ya han sido modificados, mientras las oficinas y webs han sido adaptadas debidamente.

Su objetivo pasa por convertirse en el mejor socio a nivel global para las inversiones en activos inmobiliarios en Europa. Para ello, antes de su unificación ha llevado a cabo otras medidas para la integración de las marcas Patrizia, Triuva, Rockspring y Sparinvest Property Investors, esta última adquirida en 2017.

En este sentido, se ha desarrollado y puesto en marcha un nuevo modelo operativo, que combina una fuerte presencia local en mercados individuales con el control de recursos a nivel paneuropeo, como la gestión de fondos.

Además, se ha seleccionado un equipo conjunto formado por directores con experiencia de las compañías integrantes, que ya está trabajando en una misma oficina. El próximo paso será la utilización de una plataforma de Tecnologías de la Información en común.

De momento, siguen avanzando en la reestructuración de los diferentes departamentos y del personal, construyendo un equipo cada vez más fuerte. Actualmente, el grupo controla una cartera de activos valorada en 40.000 millones de euros y está presente en 26 países.