Gama de vehiculos comerciales de Opel

Ambos grupos mantiene una alianza desde 2012, por lo que han estudiado el desarrollo de varios proyectos a nivel europeo.

El Grupo PSA ha adquirido la filial de General Motors, Opel/Vauxhall, que integra las marcas Peugeot, DS y Citroën. Recientemente, el fabricante ya había confirmado que entre sus estrategias para mejorar su rentabilidad y eficiencia operativa se encontraba la adquisición del Grupo Opel.

Con la incorporación de la filial, que en 2016 ha obtenido unos beneficios de 17.700 millones de euros, PSA se convertirá en el segundo fabricante europeo de vehículos, con una cuota de mercado del 17%.

De esta forma, el fabricante, que ya había trabajado conjuntamente con Open/Vauxhall en la creación de varios productos para el mercado europeo, aprovechará sus identidades de marca para ampliar su oferta.

La operación, con un valor de 1.300 millones de euros, permitirá poner en marcha importantes economías de escala y desarrollar sinergias en el ámbito de las compras, la fabricación y el I+D, que les reportarán 1.700 millones de euros anuales de cara a 2026, de los que una parte significativa se alcanzará en 2020.

PSA, aprovechando los buenos resultados de su alianza con General Motors, espera que Opel consiga un margen operativo corriente del 2% en 2020, generando un flujo de caja operativo positivo, y del 6% en 2026.

Asimismo, el fabricante, junto con BNP Paribas, adquirirá todas las actividades europeas de GM Financial a través de una ‘joint venture’, que conservará la plataforma y los equipos europeos actuales de la subsidiaria.

Esta asociación empresarial estará consolidada en BNP Paribas y contabilizada según el método de participación por PSA. La operación, valorada en 900 millones de euros, reforzará la actividad principal de General Motors, permitiendo reducir sus necesidades de liquidez en 1.880 millones de euros (2.000 millones de dólares), que se utilizarán para agilizar las recompras de acciones.