Los responsables de los sindicatos de estibadores, que representan a más de 130.000 trabajadores portuarios, han participado la semana pasada en Nueva Orleans, Luisiana, en la IX Asamblea General del Consejo Internacional de Estibadores, de la que aseguran salir más únidos y más fuertes que nunca.

Así lo ha asegurado Dennis A. Daggett, coordinador general del IDC, que fue reelegido para un nuevo mandato de cuatro años: «Ningún empleador, ninguna naviera, ningún operador de terminales, ni ningún gobierno hará claudicar al IDC en nuestro objetivo de proporcionar poder y representación a nuestros miembros en todo el mundo«.

Los delegados de los estibadores han acordado seguir trabajando por los derechos laborales, la seguridad del empleo, el reconocimiento de los estibadores como profesionales altamente cualificados y la defensa de los puestos de trabajo frente a la automatización, la privatización y los ataques legislativos de los Gobiernos.

Asimismo, se ha tomado la decisión de que los sindicatos que se nieguen a cumplir las normas de los Estatutos serán expulsados. No obstante, nunca caminarán solos si se enfrentan a una amenaza en sus puestos de trabajo o medios de vida, y la Comisión Permanente tendrá la facultad de readmitir a los expulsados o suspendidos.

Además, el pleno de la Asamblea General ha acordado reformar su estructura para lograr una mayor eficacia y agilidad. El encuentro también ha servido para consolidar al equipo de coordinadores de zona, siendo Andy Green elegido para la zona europea y Ed Ferris para la costa oeste.

Se suman a un equipo integrado por Paul Keating en Oceanía y Asia, César Luna en América Latina y el Caribe, Kenneth Riley en la costa este y Guigrehi Aklégbou Pierre en África. Por otra parte, Fabián González fue elegido Coordinador de Prevención.

La actualidad internacional de la estiba

En la asamblea destacaron las muestras de solidaridad al sindicato de estibadores de la Costa Oeste de Estados Unidos, que está negociando un Acuerdo Marco con la Pacific Maritime Association. En referencia a América Latina, la privatización de las zonas portuarias, la integración vertical y el no reconocimiento de la profesión están a la orden del día en Brasil, Uruguay, Argentina y Ecuador.

También se hizo referencia a las complicadas situaciones de Colombia y El Salvador, y los delegados han dado su apoyo a la recuperación del patrimonio sindical de los trabajadores de Veracruz, México. En cuanto a la situación en los puertos africanos, a pesar del reconocimiento legal de los trabajadores portuarios en Costa de Marfil, sigue siendo preocupante por la precariedad.

Por otro lado, en Europa, preocupa el no reconocimiento sindical de los estibadores de Trieste y Monfalcone. En Reino Unido, también se ha producido una situación alarmante en varios puertos en los que los estibadores negociaron con éxito sus condiciones de trabajo, similar a la que se ha producido en Australia.

Además, el IDC seguirá de cerca los acontecimientos en contra de los estibadores en Portugal. Según Dennis A. Daggett, «Portugal es nuestro nuevo Liverpool y seguiremos poniendo todo nuestro empeño en resolver su situación«.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110