Mercedes-Benz ha equipado su furgoneta Citan con una serie de modificaciones que permiten al vehículo comercial cumplir con la normativa Euro 6. 

Mientras que los derivados de turismo cumplen de serie con la nueva normativa de emisiones, aquellos profesionales que requieran la furgoneta para su actividad laboral tienen la posibilidad de elegir esta opción.

También son opcionales los nuevos equipos que hacen más atractiva esta furgoneta de reparto, entre los que destacan un sistema de navegación montado de fábrica y una cámara de marcha atrás que se muestra en el espejo interior, facilitando así las maniobras.

Para cumplir con la nueva normativa de emisiones, el fabricante ha modificado el motor, añadiendo un convertidor catalítico de NOx, que elimina la necesidad de utilizar la tecnología SCR, por lo que los profesionales ya no tendrán que preocuparse por el uso del AdBlue.

Más potencia y menos consumo

El renovado vehículo está disponible con el paquete BlueEfficienty, con modo de arranque y parada Eco. Este equipo disminuye el consumo de combustible para los modelos diésel hasta los 4,3 litros cada 100 km.

Por otro lado, Mercedes ha aumentado el par máximo del motor diésel, que oscila ahora entre los 200 y los 260 Nm, logrando un aumento de la potencia del 10%.