El convenio de la estiba abre una nueva etapa en el puerto de Bilbao

El convenio tendrá efectos para las empresas estibadoras y para todos los trabajadores, pero también para el resto de agentes y operadores portuarios.

Viernes, 23/09/2022 por CdS

Los clientes actuales y futuros deben saber que pueden contar con la plena disponibilidad de los recursos.

Representantes de Bilboestiba, empresas estibadoras, sindicatos y la Autoridad Portuaria de Bilbao han hecho patente su firme compromiso con la estabilidad y la competitividad del puerto tras la firma del convenio de estiba para los próximos seis años.

Asimismo, han valorado muy positivamente la nueva etapa abierta en el puerto y han coincidido en destacar que la “crispación y los desencuentros han sido desterrados definitivamente”.

El convenio cambia sustancialmente la situación del puerto y ha sido posible gracias a la generosidad y altura de miras de las partes, que han sabido superar prejuicios y transigir”, ha afirmado el director general de Bilboestiba, José Manuel Guardo.

En este sentido, explican, los clientes actuales y futuros deben saber que pueden contar con la plena disponibilidad de los recursos humanos y materiales para la prestación del servicio.

Por su parte, los representantes de Coordinadora y UGT han indicado que el convenio cuenta con el respaldo del 75% de la plantilla, y han recalcado que aunque no es el acuerdo que hubieran deseado lo han suscrito porque “el puerto necesita certidumbre”.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao, Ricardo Barkala, ha recordado que el acuerdo ha conllevado significativas renuncias a los iniciales planteamientos, pero ha insistido en que “lo contrario era el abismo, poniendo, en definitiva, en serio peligro la actividad y el empleo asociado”.

El convenio tendrá efectos para las empresas estibadoras y para todos los trabajadores, pese a que algunos de sus representantes no lo hayan suscrito, pero también para el resto de agentes y operadores portuarios.

Barkala se ha referido también a la estabilidad que aportará el acuerdo durante un plazo inicial de seis años, un hecho inédito en la historia reciente del puerto: “Ningún puerto del Estado puede hacer gala de un pacto de estabilidad laboral tan duradero en un sector tan crítico”.

Finalmente, ha pedido a aquellas empresas y clientes que abandonaron el puerto como consecuencia de su conflictividad que reconsideren su decisión.