Los astilleros Armón, en Gijón, siguen avanzando en la construcción del que será el primer barco para el bunkering de GNL construido en España, que operará en el puerto de Barcelona.

Con la puesta de la quilla del buque, se ha dado un nuevo paso en este proyecto, que ha recibido nueve millones de los fondos CEF, y está promovido por Enagás a través de su filial Scale Gas y por el operador Knutsen OAS Shipping AS.

El barco, con una capacidad de almacenamiento de 5.000 m³, contará con una eslora de 92,75 metros, una manga de 16,90 metros y un calado de 4,25 metros. Será propulsado por GNL y se sumará a las 15 barcazas que ya suministran este combustible en el mundo, seis de las cuales están operando en España.

Una vez operativa, la embarcación utilizará la terminal de Enagás en Barcelona para la carga y suministro de GNL a buques que atraquen en el puerto o realicen escalas para repostar.

Será fletada por Shell, que planea duplicar su infraestructura de abastecimiento de GNL en las principales rutas comerciales para mediados de la década de 2020. Gracias a este buque, podrá prestar servicio a más clientes en la región mediterránea, satisfaciendo la creciente necesidad de combustibles respetuosos con el medioambiente.

Al mismo tiempo, este proyecto, que se enmarca dentro de la estrategia LNGhive2, que coordina Puertos del Estado, supondrá un paso más para consolidar a España como referente europeo en el bunkering de GNL.

Ya en el año 2020, las operaciones de bunkering prácticamente se han cuadruplicado en comparación con 2019, llegando a 741 respecto a las 199 de aquel año. Además, se calcula que con este combustible, se evitará la emisión en el país de entre dos y cuatro millones de toneladas de CO2 hasta 2030.