La versión más sostenible del Fuso Canter ha pasado satisfactoriamente las pruebas que Mitsubishi ha llevado a cabo junto a varios operadores portugueses en los últimos meses, durante los cuales ha recorrido más de 50.000 km.

Así, los ocho Canter E-Cell utilizados en esta prueba de campo han aportado a los operadores ahorros de hasta un 64% en los costos de operación, mientras que las emisiones de CO2 se han reducido un 37% en comparación con un modelo diésel.

Para Daimler Truck, sociedad matriz en la que está integrado el fabricante japonés, los buenos resultados obtenidos por el vehículo de distribución ‘cero emisiones’ en sus primeros meses de actividad, allanan el camino para la producción en serie del camión 100% eléctrico, con el que el fabricante quiere satisfacer una demanda cada vez mayor de vehículos sostenibles para la distribución urbana.

Sin problemas

Los ocho vehículos han recorrido desde mediados de 2014 un total de 51.500 km por carreteras portuguesas, con una media de 50 km diarios en modo totalmente eléctrico, impulsados por un potente motor de alta torsión y sin que haya tenido lugar «ningún problema», según indican desde la compañía.

Además, las recargas de batería se han realizado cada 109 km. El vehículo puede «cargarse» completamente en siete horas, aunque también existe la opción de una recarga rápida de una hora de duración.

Cabe destacar que los vehículos se han destinado a operaciones urbanas, entre ellas el reparto de paquetería, superando en modo completamente eléctrico la distancia que normalmente recorre un pequeño camión de distribución.

En cuanto al ahorro del 64% en los costes operacionales, este es el resultado que se produce al sustituir los 14,08 l de gasóleo que un Canter básico consume cada 100 km en ciudad, por los 47,6 kWh de electricidad que el E-Cell consume en la misma distancia.

Aceleración de automóvil

Los «prototipos» se basan en el Canter con distancia entre ejes de 3,4 m y están equipados con una plataforma de 4,3 metros de longitud o una caja de 4,4 m de longitud.

El E-Cell tiene un peso máximo autorizado de seis toneladas, lo que no impide que al camión contar con una «aceleración de automóvil» debido a los 150 CV de potencia que ofrece el motor eléctrico, con un par máximo de 650 Nm otorgado por cuatro baterías de ion litio de 48,4 kWh.

El buen rendimiento en las zonas urbanas está asegurado ya que el motor produce su par máximo al instante de arrancar.