El puerto de Barcelona ha aprobado un plan de electrificación de muelles. Un proyecto de cerca de 90 millones de euros, que tiene como objetivo reducir en un 50% las emisiones de CO² hasta el año 2030.

Este plan permitirá dar respuesta a la demanda de electricidad prevista por parte de los barcos y que éstos se conecten en la red eléctrica general una vez atracados a muelle. Para ello utilizarán una energía limpia con certificación de origen 100% renovable.

La construcción de la nueva subestación ronda litoral por parte de Red Eléctrica con una conexión para el puerto de Barcelona, permitirá dicho proyecto. La nueva subestación de 220 kV estará ubicada cerca del muelle Príncipe de España, en la banda sur de la ronda litorial.

Desde ésta, se alimentará una nueva subestación al puerto de Barcelona a través de un cable subterráneo de alta tensión. Lo que permitirá el desarrollo de una red de media tensión al recinto portuario para atender las nuevas necesidades de consumo eléctrico.

La electrificación de los principales muelles del puerto catalán permitirá eliminar unas 100.000 toneladas anuales de gases de efecto invernadero, así como la reducción significativa de emisiones de otras partículas que afectan a la calidad del aire, como son los NOx, SOx y las partículas.