World Trade Center Barcelona

La nueva infraestructura de telecomunicaciones ofrecerá una cobertura total de la red en el ámbito portuario.

El puerto de Barcelona invertirá 10 millones de dólares en el despliegue de una nueva red de telecomunicaciones para prepararse para el 5G. Esta acción permitirá desarrollar una potente oferta de servicios de apoyo a la logística y reforzará el papel de la instalación como ‘puerto inteligente’.

La nueva infraestructura de telecomunicaciones de gran capacidad y fiabilidad, también estará preparada para el lnternet of Things (IoT) y para el creciente grado de automatización de las zonas de gestión.

Ofrecerá una cobertura total de la red en el ámbito portuario, desde cualquier punto a menos de 500 metros. Además permitirá la movilidad y la localización, al disponer de banda ancha móvil en los diferentes ámbitos portuarios, como viales, edificio y zonas abiertas.

El despliegue se realizará en varias fases, durante los próximos 4 años, estimándose que para 2023 la nueva infraestructura de telecomunicaciones estará totalizada implantada.

En los últimos años el puerto de Barcelona se ha posicionado con un smart puerto de referencia con diversas iniciativas en la gestión de procesos logísticos y portuarios de manera más eficiente. “Tecnologias como el IoT, el Big data, la automatización o la inteligencia artificial, sumados a valores como la transparencia y la colaboración, están transformando el entorno. La nueva red de telecomunicacions nos hará estar mejor preparados para aprovechar estas cuestiones tecnológicas y tendencias”, ha manifestado la presidenta del Puerto, Mercè Conesa.

La tecnología ha de facilitar el incremento de la eficiciencia y el impulso la sostenibilidad aportando valos, tanto económico como social”.

Geolocalización y gestión en tiempo real

Esta red avanzada facilitará que los empleados del puerto puedan desempeñar su trabajo, haciendo uso de un dispositivo móvil desde cualquier punto del recinto portuario, con acceso a todo tipo de servicios y aplicaciones de gestión.

El despliegue de la conexión inalámbrica y el servicio de geolocalización facilitarán el acceso a la información, asociada a una ubicación en tiempo real, lo que facilitará la agilización de los servicios de operativa portuaria.

Las nuevas prestaciones en materia de telecomunicaciones también permitirán desarrollar acciones vinculadas a la gestión de la calidad del aire y del agua, como al control ambiental en tiempo real, gestión de la enenrgía en edificios inteligentes y a la sensorización y monitorización de espacios.