El puerto de Bilbao acelera en su apuesta por reducir su huella de carbono a través de la electrificación

El puerto de Bilbao acelera su apuesta por reducir su huella de carbono a través de la electrificación de siete muelles, entre otras medidas que conforman su plan de transicion energética.

Lunes, 21/03/2022 por CdS

Los responsables del enclave esperan tener listo el documento esta primavera.

La Autoridad Portuaria de Bilbao espera que su plan de transición energética esté ultimado esta primavera.

En este marco, el enclave vizcaíno ha realizado una decidida apuesta por la transición energética y la descarbonización de la actividad portuaria y, para ello, suministrará electricidad a los buques mientras están atracados e instalará plantas de energías renovables.

Concretamente, el proyecto BilbOPS constituye una inversión estratégica y desplegará la tecnología de abastecimiento de electricidad en tierra, lo que le permitirá alenclave dar un gran salto cualitativo en el Arco Atlántico para alcanzar los objetivos de la Unión Europea, con una reducción en un 40% los gases de efecto invernadero.

De igual modo, los responsables de la dársena vasca estiman qu, con este proyecto y otras medidas complementarias, la Autoridad Portuaria espera alcanzar el objetivo de reducción de emisiones del 55% establecido por la Unión Europea para 2030.

Para llevarlo a cabo se han realizado, previamente, reuniones técnicas con las navieras usuarias del puerto conocer sus necesidades y se han mantenido contactos con puertos que conforman los corredores marítimos con Bilbao, con el fin de contrastar las instalaciones que se van a proyectar.

Con este proyecto, que se divide en varias fases, la Autoridad Portuaria dotará a siete muelles, en los que atracan líneas regulares de contenedores, ro-ro, ro-pax, cruceros, así como al nuevo muelle A5 de la primera fase del Espigón central, de las instalaciones necesarias para suministrar electricidad a los buques durante su estancia en puerto.

Además de la electrificación de los muelles, el plan incorpora otras actuaciones como la creación de plantas de energías renovables, el uso de energía solar fotovoltaica para autoconsumo o la realización de un proyecto piloto en Punta Lucero para aprovechar la energía de las olas, así como la colocación de más aerogeneradores en instalaciones donde no se obstaculice la seguridad en el atraque de buques.