El puerto de Bilbao espera consolidar la tendencia al alza en sus tráficos en la segunda mitad de 2022

El puerto de Bilbao espera consolidar la tendencia al alza en sus tráficos en la segunda mitad de 2022, tras un crecimiento de un 4,4% anual en el primer semestre del ejercicio.

Martes, 19/07/2022 por CdS

El tráfico ferroviario del enclave vizcaíno se ha incrementado un 7% anual.

Entre enero y junio, el tráfico del puerto de Bilbao se acerca a los 16 millones de toneladas, un 4,4% más que en la primera mitad del año pasado.

En el período, el movimiento de graneles líquidos supera el un millón de toneladas de los graneles líquidos, con un incremento anual de un 14%, debido, principalmente, a la recuperación en la producción de la refinería y al crecimiento de las importaciones de gas natural.

De igual modo, el tráfico de mercancía convencional también se ha incrementado un 7% empujada por el papel y la pasta, la maquinaria y los materiales de construcción.

Además, el moviminto de carga rodada también ha crecido un 29%. Según los responsables del enclave vizcaíno, el ‘Brexit’, la mayor rotación de los buques y el aumento de su capacidad favorecen esta evolución del tráfico rodado, que, según su criterio, se apreciará con más intensidad en el segundo semestre del año.

Por otro lado, el segmento de carga de proyecto, también se ha incrementado en un 6%, mientras que, por contra, los contenedores descienden un 2%, sobre todo por la caída de tráficos como los metalúrgicos y los siderúrgicos.

En esta misma línea, los graneles sólidos también caen un 25% por los minerales no metálicos, la chatarra y el cemento y clinker, principalmente.

Por otra parte, en este primer semestre el tráfico ferroviario continúa la tendencia alcista, con un incremento de un 7% en número de trenes, con un total de 2.208 unidades.

Ante este contexto, la Autoridad Portuaria confía en que se mantenga el crecimiento de los tráficos durante el segundo semestre, especialmente tras la firma del convenio de la estiba, que, de acuerdo con su criterio, abre la puerta a la recuperación de tráficos perdidos, aunque con incertidumbres por la situación económica global.