Transcurridos tres años y medio desde que se pusiera en marcha el vigente Plan Estratégico del puerto de Bilbao, la aceleración de tendencias que venían desde hace varios años y, sobre todo, el impacto de la pandemia dibujan un futuro disruptivo, a juicio de los responsables del recinto vasco.

Ante este nuevo escenario, la Autoridad Portuaria de Bilbao considera necesario definir una nueva hoja de ruta con retos a 2026 y que, además, sirva para enfocar el futuro del enclave a medio y largo plazo.

En particular, los responsables de la rada estiman que el nuevo Plan Estratégico del recinto portuario vizcaíno debe posicionarlo ante nuevas tendencias generales, como, por ejemplo, resiliencia, impulso a la responsabilidad social corporativa o el enfoque de servicio a la sociedad.

Además, también se perciben retos específicos del sector logístico-portuario, como son la orientación al cliente, la sostenibilidad económica, social y medioambiental, la generación de bienestar y prosperidad para el entorno, la transparencia y agilidad, la integración modal, el desarrollo tecnológico y digital en ecosistemas innovadores o la cultura colaborativa y transversal.

En este sentido, la Autoridad Portuaria quiere impulsar la competitividad de sus clientes y dar respuesta alas necesidades logísticas de la industria estratégica del territorio, promoviendo un puerto eficaz y eficiente.

Así mismo, se estima oportuno que el puerto trace una estrategia alineada con su entorno y que sirva para liderar la transición energética.

En este sentido, se estima que el nuevo Plan Estratégico deberá ser el programa de actuación que defina los objetivos estratégicos, las estrategias corporativas y los planes de actuación en el horizonte temporal de  2022 a 2026 y que oriente al puerto de Bilbao hacia el futuro a medio plazo, trazando las líneas y objetivos a 2030 y 2050.

Con estos objetivos, la Autoridad Portuaria de Bilbao ha licitado los trabajos correspondientes a la asistencia técnica para la elaboración de su Plan Estratégico.

El contrato, con un presupuesto base de licitación de cinco meses, tiene un presupuesto base de licitación de 151.250 euros, así como un valor estimado de contrato de 125.000 euros.