El puerto de Cádiz reducirá a la mitad el consumo energético en La Cabezuela-Puerto Real

La dársena La Cabezuela-Puerto Real está especializada en los tráficos de graneles.

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz ha dado el visto bueno definitivo a la formulación inicial de la modificación sustancial de la delimitación de espacios y usos portuarios del puerto de la Bahía de Cádiz.

La modificación sustancial puntual propuesta tiene el objetivo de incorporar los terrenos e instalaciones del Polígono Industrial El Trocadero-Puerto Real a la zona de servicio del puerto gaditano y, al mismo tiempo, supone la incorporación una parcela de 393.432 m² de superficie.

Esta área está compuesta por dos partes. Una de ellas cuenta con 266.762 m² e incluye las instalaciones de la antigua fábrica de Delphi, mientras que la otra ocupa 126.670 m² anexos a esta zona, a excepción del espacio ocupado por Alestis.

Este nuevo espacio portuario se destinará a usos complementarios o auxiliares del portuario, incluidos los relativos a actividades logísticas y de almacenaje y los que correspondan a empresas industriales y comerciales, cuya localización esté justificada por su relación con el tráfico portuario, por el volumen de tráficos marítimos que generan o por los servicios que prestan a los usuarios del puerto.

Como se sabe, la dársena de La Cabezuela-Puerto Real está especializada en tráfico de graneles, tanto sólidos como líquidos, y cuenta con una disponibilidad de suelo de 157.000 m², por lo que dado el grado de ocupación media anual en la última década se calcula que el espacio puede agotarse en cinco años.