La Autoridad Portuaria de Castellón iniciará próximamente los trámites para la redacción del proyecto constructivo de la estación intermodal que se ubicará en el trazado del nuevo acceso ferroviario sur al puerto.

Así se ha acordado esta mañana tras recibir el visto bueno al estudio funcional por parte de la comisión mixta que forman el Ministerio de Transportes, Puertos del Estado, Adif, la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de Castellón y Autoridad Portuaria.

En dicho estudio, se ha analizado la funcionalidad y explotación de la estación, tras el realizado sobre demanda intermodal y marítima, que concluía que el 39% de la carga será aportada por el puerto.

El 97,8% de la industria cerámica estará a menos de 40 kilómetros de la estación, que dará respuesta también a las exportaciones del sector citrícola y abrirá nuevas oportunidades para el sector químico y energético que se localiza junto al puerto.

Estudio económico

Ahora, se encargará el proyecto constructivo y el estudio económico financiero para impulsar esta infraestructura, que supondrá un ahorro en costes logísticos para las empresas castellonenses y permitirá incrementar los tráficos.

La Autoridad Portuaria asumirá la inversión necesaria para el desarrollo de la estación intermodal, cercana a los 21 millones de euros. Se desarrollará en varias fases para optimizar su explotación, con la previsión de futuras ampliaciones para dar respuesta a las necesidades reales de demanda en los próximos años.

El escenario medio previsto en el horizonte de 2044 es de 40 trenes a la semana y un total de 90.000 TEUs al año, más de 66.000 UTIs al año y más de 1,7 millones de toneladas.

Estará conectada directamente con el puerto y dispondrá de ancho mixto UIC e ibérico, con acceso por vía electrificada, y ubicada como pasante, es decir, de conexión directa en ambos sentidos, para evitar cuellos de botella.

En una primera fase, contará con cinco vías adicionales al acceso ferroviario sur para trenes de 750 metros, tres de ellas de recepción y expedición, y dos de carga y descarga. En una segunda fase, se añadirá una vía más de recepción y expedición y una de entrega y recepción.