La Autoridad Portuaria de Gijón ha detectado que algunas de sus instalaciones ferroviarias con un uso intensivo tienen cierta antigüedad.

Por ese motivo, los responsables del enclave gijonés estiman necesario acometer un plan de renovación de la infraestructura ferroviaria portuaria con vistas a mantener su funcionalidad.

En este sentido, la Autoridad Portuaria contratará las obras de renovación la vía de entrada al Espigón II, para sustituir la vía actual con carril con juntas sobre traviesas de madera y sujeciones rígidas con tirafondos por una nueva solución de traviesas de hormigón. Así mismo se proyectará el circuito de vía de dos desvíos.

Además, con la colocación de un geotextil entre la plataforma actual y el nuevo sub balasto escoria de foso, se evitará la contaminación del balasto de la nueva vía renovada en el futuro.

El puerto estima que la solución propuesta es la más apropiada por ser la empleada normalmente en vías nuevas de ferrocarril convencional con ancho ibérico y por ser la que minimizará el deterioro de la vía en el futuro al eliminar las juntas de carril, que han sido uno de los elementos más deteriorados en la vía actual.

Así pues, Tecsa, Ocycasa Canteras y Construcciones y Comsa han presentado ofertas por importes que, respectivamente, ascienden a 139.800, 144.536,87 y 130.081,45, aunque en este último caso, la Autoridad Portuaria ha solicitado a la empresa que justifique el precio de su oferta.

A su vez, estos trabajos cuentan con un presupuesto base de licitación de 209.724,92 euros y un plazo de ejecución de 90 días.