El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Marín ha dado el visto bueno inicial a su nuevo plan de empresa 2022.

Con anterioridad, el documento había sido debatido con Puertos del Estado, que debe dar su plácet definitivo, en una reunión técnica celebrada hace unas semanas.

El plan de empresa del enclave gallego para el próximo ejercicio tiene en cuenta el escenario económico actual marcado por la crisis sanitaria del coronavirus y las previsiones generales en cuanto a la evolución de la recuperación para el conjunto del sistema portuario.

Además este documento se sitúa en el contexto de adaptación al Plan Estratégico del sistema portuario estatal, cuya redacción está próxima a finalizar.

Así pues, el plan recoge como principales líneas estratégicas la realización de inversiones orientadas a previsiones de demanda realistas, la contención en el gasto corriente y la prudencia en la estimación de los ingresos.

De igual manera, también se aplican criterios de sostenibilidad ambiental en todos los ámbitos de la comunidad portuaria y se incide en el refuerzo de la relación puerto-ciudad a través del papel dinamizador del puerto en la economía del entorno.