El puerto de Motril ha movido durante la primera semana de este año cerca de 172.000 toneladas de mercancías, un 60% más que en el mismo periodo de 2020, cuando se totalizaron 68.000 toneladas de carga.

Las mercancías importadas o exportadas desde el recinto esta primera semana han sido combustible por un volumen total de 77.000 toneladas, mineral de yeso con 55.000, celestina con 10.000, aceite de girasol con 5.700, trigo con 5.300 y melaza con 19.000 toneladas.

Así mismo, tras las navidades y de manera inminente, está previsto que se reanuden las exportaciones de palas y bases para el montaje de aerogeneradores.

En estos primeros días de 2021, el incremento en los volúmenes de mercancías movidos por el enclave nazarí se debe especialmente, como señala la Autoridad Portuaria, a la llegada de barcos de mayor calado, capaces de albergar más carga, y pese a que las líneas marítimas regulares permanecen paralizadas desde marzo pasado por la crisis sanitaria.

Además, el recinto motrileño espera que este año permita generar nuevas oportunidades al incluirse la conexión entre Motril y Melilla en el concurso público de ayudas a la navegación, lo que se, a juicio de los responsables de la dársena andaluza, podría traducirse en su continuidad y en el mantenimiento de los empleos que genera, y la próxima línea de pasajeros y mercancías con el norte de Marruecos.

De igual modo, también sige adelante el trabajo comercial para captar nuevos tráficos y empresas que quieran ubicarse en la ZAL, así como el desarrollo del Plan Director de Infraestructuras.