La Autoridad Portuaria ha adjudicado el contrato de las obras correspondientes a la reordenación del tramo 1 a 4 de Maliaño, donde se alojará la nueva terminal de ferries, a la unión temporal de empresas que componen Ferrovial Construcción y Servicios Públicos y Contratas que cuentan con un plazo de ejecución de dieciocho meses.

El proyecto contempla la demolición del muelle actual, construido entre 1928 y 1932 y que presenta, actualmente, un avanzado estado de deterioro, y la construcción de uno nuevo que servirá para recuperar una longitud de atraque de 375 metros y ocho metros de calado, con la posibilidad de incrementarlo hasta 9,5 metros mediante dragado, en caso de que fuera necesario en el futuro.

De este modo, el muelle permitirá el atraque de buques ro-ro y buques ro-pax, además de cruceros, lo que facilitará el traslado de las líneas regulares de ferries al nuevo muelle del tramo 1-4 de Maliaño, liberando el muelle de bloques y la estación marítima para el atraque de cruceros. La nueva infraestructura podrá utilizarse también para el atraque de pequeños buques inactivos en su extremo sur.

Así mismo, el proyecto incluye la pavimentación de la zona de maniobra y un saliente en su extremo norte para instalar una rampa ro-ro flotante.

Los trabajos forman parte del proyecto de la Autoridad Portuaria de Santander para garantizar el suministro de GNL a los nuevos buques, hacer frente al incremento del tamaño de los barcos y, además, mejorar la integración urbana del puerto, lo que incluye la reordenación de la zona de los muelles de Maliaño y la Estación Marítima que pasa por el traslado de la terminal de ferries, una estación de suministro de GNL y la construcción del muelle de Maliaño en sus tramos 1 a 4.