El puerto de Tarragona ha sido el escenario este viernes de la inauguración del nuevo Muelle de Baleares, una infraestructura multipropósito anexa al dique de Levante, que según el presidente del puerto de Tarragona, Josep M Cruset, «nos permitirá recuperar en dos años las cifras récord que alcanzamos en 2019 que fueron de 128.000 pasajeros».

El Muelle de Baleares permite aumentar la línea de atraque de cruceros en 700 metros y ofrecer una operativa mucho más cómoda y ágil, ya que abre la puerta a albergar cruceros más grandes y permite que puedan atracar simultáneamente hasta cuatro cruceros.

Las obras con una inversión de más de 30 millones de euros, han supuesto una ampliación de 40 hectáreas para operaciones de cruceros. Los trabajos, llevados a cabo por la UTE formada por FCC y Comsa, comenzaron en mayo de 2020, con la llegada en plena primera ola de la pandemia del coronavirus del dique flotante «Mar del Aneto» para construir los cimientos de hormigón del muelle, y ha finalizado un año y medio después. La nueva infraestructura está preparada para implantar el suministro de electricidad a los cruceros durante el atraque.

El primer crucero en estrenar el nuevo muelle ha sido el «Europa», de la compañía Hapag Lloyd Cruise Lines, procedente del puerto de Palma de Mallorca y con destino a Málaga. El crucero de 400 pasajeros de capacidad ha llegado a Tarragona con 240 cruceristas a bordo, en su mayoría ciudadanos alemanes que disfrutarán de una escala de 12 horas para visitar la ciudad.

El Muelle de Baleares reforzará y mejorará la estrategia de diversificación y desestacionalización del turismo de la Costa Dorada. Una actividad con oportunidad de crecer en los próximos años, que genera actividad en los meses previos y posteriores a la temporada estival.

El número de escalas entre 2013-2019 se ha multiplicado por 20, pasando de las 3 escalas de 2013 a las 63 escalas de 2019, mientras que el número de pasajeros lo ha hecho por casi 100 pasando de 1.394 a 128.000 cruceristas.

Atendiendo a la procedencia, los más numerosos son los turistas italianos (90.661 personas), seguidos por los turistas británicos (51.793) y los 36.927 cruceristas franceses.

El Europa ha sido el primer crucero en inaugurar la nueva infraestructura.