Los puertos españoles están trabajando a marchas forzadas para mejorar sus conexiones interiores con el fin de potenciar su hinterland, al tiempo que buscan conseguir cadenas de suministro más integradas y eficientes.

Esta tendencia va asociada, además, al fortalecimiento de las conexiones intermodales, con las que los recintos portuarios buscan poner sobre el tapete diversas opciones que sus comunidades portuarias puedan aprovechar de una manera sostenible.

En este sentido, el puerto de Tarragona lleva tiempo barajando la posibilidad de instalar una terminal intermodal en el centro de la península, con el fin de proyectar su hinterland hasta Madrid, a través de las instalaciones de Puerta Centro, en Guadalajara.

Después de numerosos retrasos en la puesta en marcha del proyecto, que ya en 2014 se anunciaba como inminente, ahora la Autoridad Portuaria de Tarragona ha encargado a la consultoría alicantina Ingeniería y Estudios Mediterráneo las labores de asistencia técnica para redactar los documentos que han de servir para evaluar las inversiones portuarias de cara a la adquisición de terrenos para construir una terminal intermodal ferroviaria en Puerta Centro.

Este contrato, que tiene un importe de 18.029 euros y un plazo de ejecución de dos meses, supone un nuevo paso que acerca la concreción de este proyecto del puerto de Tarragona en Guadalajara, a las puertas del Corredor del Henares, uno de los ejes estratégicos para la actividad logística en el centro peninsular.