El Consejo de Administración del puerto de Tarragona ha aprobado la licitación para adjudicar una concesión para la construcción y explotación de una terminal pública de cruceros en el Muelle de Baleares.

Un pliego de bases y condiciones regirán el concurso, lo que representa un cambio de paradigma en la gestión respecto a la terminal de cruceros del puerto de Tarragona, pues la decisión implica pasar de una gestión pública a una en régimen de concesión.

En concreto, se construirá una terminal con un mínimo de 5.900 m² y un plazo de explotación de 12 años, que entrará en funcionamiento a partir de marzo de 2022, de modo que la temporada de cruceros del próximo año pueda ser gestionada por el nuevo operador.

El periodo para presentar ofertas se abrirá antes de finalizar 2021. Cabe apuntar que el 27 de septiembre, la Autoridad Portuaria ha iniciado la temporada de cruceros, con numerosas reservas confirmadas para los próximos meses, lo que supone un fuerte avance para el turismo del territorio y la recuperación de la normalidad.

Por otro lado, el 29 de octubre se inaugurará el citado Muelle de Baleares, que permitirá aumentar la línea de atraque de los cruceros en 700 metros y ofrecer una operativa más ágil y cómoda, pudiendo acoger buques más grandes y facilitando el atraque de más unidades de manera simultánea.

En total, la Autoridad Portuaria ha invertido más de 30 millones en esta infraestructura, preparada para el suministro de energía eléctrica a estos buques durante su atraque, lo que reducirá considerablemente las emisiones de CO2.