Puertos del Estado, que coordina el proyecto OPS Masterplan, ha establecido una colaboración con el proyecto Everywh2re para el desarrollo de un piloto de suministro eléctrico a los buques atracados mediante la generación de energía renovable a partir del hidrógeno. Para ello, se utilizará una pila de combustible de 100 kW que se está ensamblando en Italia.

Además, se ha elegido a la Autoridad Portuaria de Tenerife para la materialización de estas pruebas, dado su potencial en el campo de las energías renovables y la biodiversidad medioambiental. Esto permitirá adquirir los conocimientos necesarios sobre la tecnología de hidrógeno, que se postula como elemento clave para el sistema portuario español. 

El puerto ha establecido a su vez una colaboración con Sasemar para que su embarcación de búsqueda y salvamento disfrute de los beneficios de esta innovación, que incluyen la eliminación de ruido y vibraciones, y la ausencia de contaminación en el lugar de atraque.

Será la primera vez que se utiliza un generador eléctrico a partir de hidrógeno para el suministro a buques en atraque, aunque hasta ahora el puerto de Valencia ya venía utilizando este combustible para diversa maquinaria o utillaje portuario.

Instalaciones de suministro eléctrico

Esta iniciativa se suma a los pilotos del proyecto OPS Masterplan recientemente completados correspondientes a las instalaciones de suministro eléctrico en atraque en Santa Cruz de La Palma, San Sebastián de la Gomera y Santa Cruz de TenerifeAdemás, ya se están realizando las pruebas pertinentes con Naviera Armas en San Sebastián de la Gomera y con Fred Olsen en Santa Cruz de Tenerife.

Además, tal y como explican desde Puertos del Estado, en Las Palmas, 16 tomas permitirán sustituir los generadores diésel para alimentar los buques y equipos de reparación a bordo. Finalmente, en Palma de Mallorca, dos tomas eléctricas permitirán a los ferries utilizar el atraque en horas nocturnas sin generar molestias a la población vecina. 

Para hacer atractiva esta forma de suministro en atraque, se ha impulsado la modificación del marco legal para permitir a puertos y empresas de distribución eléctrica ejecutar proyectos OPS, la bonificación del 50% de la tasa portuaria, la eliminación del impuesto eléctrico, la reducción del peaje de potencia mediante contratos de suministro por días u horas, y una subvención de 10 euros por tonelada de CO2 que no se emite a la atmósfera.