Las empresas de la distribución prevén cerrar 2021 con un crecimiento de al menos el 4% respecto a las cifras de 2019, antes de la irrupción del Covid-19.

Así se desprende del barómetro que Aecoc ha presentado en su XXVI Congreso de Estrategia Comercial y Marketing, donde se han analizado los cambios en el consumidor provocados por la pandemia.

Aunque ya se han ido levantando progresivamente las restricciones, también se ha consolidado el crecimiento del consumo en los hogares, lo que hace que todos los retailers prevean un 2021 con cifras superiores a las de antes de la crisis sanitaria.

En concreto, el 37% de los distribuidores de gran consumo espera un crecimiento de entre el 4% y el 5%, mientras que un 32% prevé crecer entre un 6% y 10%. El mismo porcentaje cuenta con mejorar su cifra de negocio por encima del 10%.

En el caso de los fabricantes, el 75% prevé mejorar sus cifras de 2019, aunque un 13% cree que acabará el año con ventas inferiores a esos niveles pre-pandemia.

En el análisis de los resultados del primer semestre, el 58% de los distribuidores afirma que cerrará esta primera mitad del año en línea con sus previsiones, por un 37% que las superará. Asimismo, el 52% de los fabricantes está logrando sus objetivos, un 15% los ha sobrepasado y el 29% aún no ha llegado.

En cuanto al canal e-commerce, el 60% de las empresas del gran consumo cree que se mantendrá el 3% de cuota de mercado, por un 31% que prevé que crecerá y un 9% que considera que caerá.

Previsiones de NielsenIQ

Durante el Congreso, se han conocido también las previsiones de NielsenIQ para el sur de Europa en 2021, según las cuales el sector cerrará el año con un crecimiento del 1,4% sobre las ventas de 2020, ligado al control de la pandemia y a la situación de la movilidad en verano.

Según los datos que maneja la consultora, aunque las ventas de gran consumo cayeron un 0,4% en el primer cuatrimestre de 2021, en el tercer cuatrimestre la facturación crecerá un 3,1% respecto a 2020.

En un contexto de aceleración digital y de crecimiento de la conveniencia, se considera importante la rentabilización de la última milla, así como la optimización del surtido de productos para captar nuevas oportunidades.