Carretera portavehículos

Las empresas de portavehículos han movido 2,18 millones de automóviles en 2017.

El informe anual que realiza Anfac sobre la logística de vehículo terminado en España indica que los servicios de las empresas de portavehículos que trabajan en el país han mejorado sus servicios en 2017 con relación a un año antes.

Además, esta mejora del servicio se ha producido en un año en el que el transporte de vehículos por carretera se ha crecido un 1,9% anual hasta colocarse por encima de las 2.175.000 unidades movidas por este medio, un dato que, a juicio de la asociación, «pone en valor la importancia de este medio de transporte para abastecer a la red de concesionarios del territorio nacional».

Durante 2017 se han utilizado, según los datos que maneja Anfac, más de 176.000 y 92.000 camiones para la distribución nacional e internacional, respectivamente, con un descenso del 6% de camiones, algo que, a su vez, se ha traducido en una mejora de la competitividad del sector.

Así pues, los catorce fabricantes asociados participantes en el informe han otorgado una puntuación de 3,8 sobre 5 a las empresas de portavehículos en el ámbito nacional durante 2017.

Dentro de los servicios de transporte nacional de vehículo terminado, que en 2017 suma 1,4 millones de vehículos transportados y un 7,9% anual más, las marcas valoran la mejora que se ha producido durante el ejercicio en los servicios de recogida, en la valoración de daños de los vehículos, así como la proactividad de los conductores a la hora de identificar posibles mejoras durante el proceso y su compromiso para prestar un servicio de calidad y adaptarse a las necesidades de sus clientes.

Por lo que respecta al transporte internacional de vehículos terminados por carretera, Anfac detecta en 2017 una caída de un 16,1% hasta situarse en 762.000 unidades, aunque con una valoración en cuanto a servicio que se mantiene estable con respecto a 2016 en los 3,9 puntos sobre 5, algoi por encima de la valoración del transporte nacional.

Ante esta caída en los volúmenes, Anfac insiste en la necesidad de contar con un marco legislativo homogéneo en toda Europa que permita la circulación de megacamiones o portavehículos con una altura de 4,5 metros.