La Asociación de Explotaciones Frigoríficas, Logística y Distribución de España, Aldefe, ha denunciado públicamente el «encarecimiento desorbitado» de la energía eléctrica en 2021.

En lo que va de año, se han registrado importantes subidas en el coste de producción de la energía eléctrica, lo que ha supuesto un incremento del 35% en el importe total de la factura. Además, a partir de junio 2021 los llamados peajes subirán un 7% más respecto a la media de años anteriores.

El presidente de Aldefe, Julián Corriá, ha lamentado estas subidas, “que se están produciendo de forma gradual e imparable» y suponen un mayor gasto energético para las empresas de almacenaje, cuya factura eléctrica ya representa un 40% del coste total de explotación.

El incremento de precios en las tarifas ya estaba previsto para el 1 de junio, pero «ahora el mercado nos sorprende con nuevos incrementos«, explica Corría. El problema es «muy grave«, ya que se han cerrado contratos con clientes a un precio determinado y ahora los costes se incrementan sin poder ser repercutidos a terceros.

Desde la Asociación, creen que todo esto llevará al sector a «unas pérdidas que ponen en peligro las empresas y el empleo«, pues están excluidos por CNAE de las ayudas en bonificación del Impuesto Eléctrico y no pueden obtener las destinadas a la eficiencia energética de forma directa porque la Administración no los considera como una industria.