Renfe constituye su nueva filial de alquiler de trenes

El sindicato denuncia la frecuencia en la supresión de servicios, ya sea por falta de personas o material, averías, retrasos o deterioros de las infraestructuras.

El Sector Federal Ferroviario del sindicato CGT ha convocado una nueva huelga en Renfe y en Adif para el próximo miércoles, 31 de octubre, desde la medianoche hasta las 23.00 horas.

Como ya viene siendo habitual, la convocatoria se hace en la víspera de una festividad, en este caso el «Puente de Todos los Santos» del viernes 1 de noviembre, que además de la incertidumbre que ocasiona en todos aquellos que quieren hacer uso del ferrocarril para sus desplazamientos, busca causar el máximo perjuicio entre los usuarios, en unos días en los que crece el uso del ferrocarril como medio de transporte.

En esta ocasión, se reivindica la jornada laboral de 37,5 horas semanales y se protesta «contra la privatización y liberalización del sector«, así como por la destrucción de empleo en el sector ferroviario.

La organización sindical denuncia la supresión de frecuencias en los servicios, ya sea por falta de personas o material, averías, retrasos o deterioro de las infraestructuras, lo que supone una pérdida en la calidad del servicio prestado por Renfe Viajeros.

Esta nueva convocatoria se produce en un momento con novedades en cuanto a la liberalización del transporte nacional de viajeros por ferrocarril, con noticias sobre el visto bueno de la CNMC al proyecto de Intermodalidad de Levante para operar entre Madrid y Montpellier o el anuncio de Arriva Spain Rail para operar una línea ferroviaria internacional entre La Coruña y Oporto en 2019.

También señala el sindicato «la previsible privatización de 12.000 kilómetros de vías» por valor de 322 millones de euros, sin que se «garantice adecuadamente un mantenimiento correcto o la seguridad«.

Por último, la organización sindical argumenta que la reducción de la jornada de las 40 horas semanales actuales a las 37,5 horas supondría un aumento del empleo joven y el rejuvenecimiento de las plantillas, cuya edad media se sitúa ahora mismo en torno a los 55 años.