Los compradores on-line siguen multiplicándose por momentos en España, aunque su comportamiento ha variado notablemente en los últimos años. Como demuestra el estudio realizado por Cetelem, el ‘smartphone’ es ahora el dispositivo de compra más utilizado, concretamente por un 63% de los usuarios.

Los tiempos de entrega siguen siendo una de sus principales preocupaciones a la hora de realizar compras de este tipo, pero ahora valoran especialmente la posibilidad de realizar el seguimiento del pedido, así como la facilidad en la devolución y los gastos de envío.

Ahora, se han multiplicado los servicios de entrega en el día, por lo que el 71% de los españoles dice haber encontrado mejoría en la logística de sus compras on-line, que suelen realizar en ‘marketplaces’ antes que en las propias webs de tiendas y fabricantes. 2019 será el año de su consolidación como canal preferido, sobre todo en lo que respecta a productos tecnológicos, móviles, artículos de hogar y deporte.

Los españoles han gastado de media en sus compras unos 1.903 euros en el último año, 51 menos que en el ejercicio anterior, pero han sido más los que han optado por la financiación. La tendencia para el próximo año apunta a que los usuarios seguirán comprando artículos de más valor, con lo que de nuevo financiarán más sus pedidos.

Además, aumentará el uso del ‘machine learning’ y la ‘Inteligencia Artificial’, tecnologías que junto con el Big Data, estarán ya mucho más consolidadas.