adif-daños-via

Adif ha detectado un importante tramo de vía desguarnecido entre Bobadilla y Campillos.

Durante los trabajos de evaluación de los daños producidos por las intensas lluvias en las tres líneas ferroviarias de ancho convencional afectadas Córdoba-Málaga, Bobadilla- Algeciras y Bifurcación Utrera-Fuente de Piedra, Adif ha detectado importantes desperfectos que dificultan la puesta en servicio de la línea Bobadilla-Algeciras.

En esta línea, el administrador de la infraestructura ferroviaria se ha encontrado un importante tramo desguarnecido entre Bobadilla y Campillos, de más de 100 metros de longitud y una altura de unos 20 metros y que va a suponer un importante obstáculo a salvar para la puesta en servicio de este tramo.

En esta misma infraestructura, y dentro de la provincia de Málaga, Adif también ha detectado diferentes inundaciones, desguarnecidos de la vía y corrimientos de tierra en la estación de Campillos, así como en los tramos entre Campillos y Almargen–Cañete La Real y entre La Indiana y Benaoján-Montejaque.

Casi finalizada la mayor parte de estos trabajos de reconocimiento para poder evaluar con precisión los daños, Adif ha comenzado a hacer acopio de materiales en las zonas más próximas a los puntos con desperfectos con objeto de iniciar cuanto antes las tareas de reparación y puesta en servicio de la infraestructura ferroviaria, con especial atención para recuperar la circulación en el eje Córdoba-Bobadilla-Algeciras, algo que llevará un plazo de tres meses, según las estimaciones iniciales del administrador ferroviario.

Ante la situación, y dados los perjuicios que supone para las empresas de transporte de mercancías por ferrocarril, Adif les ha ofrecido la posibilidad de establecer surcos especiales de trenes desde las terminales logísticas de Sevilla-La Negrilla y Córdoba-El Higuerón como medio alternativo.