Durante los meses de junio, julio y agosto, el puerto de Motril ha movido un total de 604.213 toneladas de mercancías.

El registro supone un incremento de 50.600 toneladas más que en el mismo período del año pasado, con un ascenso porcentual anual de un 9,15%.

Así mismo, el volumen acumulado por la dársena nazarí entre enero y agosto de 2021 asciende a 1,7 millones de toneladas, un 16,8% más que en el mismo tramo de 2020.

De ese volumen de los ocho primeros meses del ejercicio, 1.080.000 toneladas corresponden a graneles líquidos, 549.457 toneladas a graneles sólidos y 119.475 a mercancía general.

A juicio la Autoridad Portuaria, la recuperación del tráfico que se registra hasta la fecha confirma el relanzamiento del trasiego de mercancías en el enclave y, por tanto, de la economía, tras un año pasado marcado por la pandemia.

De igual manera, la evolución ratifica el papel clave que juega el puerto de Motril como en una infraestructura esencial para el abastecimiento de los mercados, merced al trabajo de las empresas portuarias para mantener e incrementar los tráficos de mercancías, que junto al esfuerzo inversor público hacen de la dársena motrileña una infraestructura de primer orden para la economía de la provincia de Granada y para toda Andalucía.